Imprimir

Código Deontológico

Código Deontológico ASPA Andalucía

PREÁMBULO
Artículo 1.- Obligaciones éticas y deontológicas
Artículo 2.- Independencia
Artículo 3.- Capacidad
Artículo 4.- Integridad
Artículo 5.- Confidencialidad
Artículo 6.- De la actividad de publicidad comercial
Artículo 7.- Competencia desleal
Artículo 8.- Relación con la Asociación
Artículo 9.- Relación con las Administraciones y Autoridades Públicas
Artículo 10.- Relaciones entre Servicios de Prevención asociados
Artículo 11.- Relaciones con los clientes
Artículo 12.- Relaciones con los trabajadores de las empresas clientes
DISPOSICIONES FINALES

PREÁMBULO
La encomienda a los poderes públicos de velar por la seguridad e higiene en el trabajo, insertada en al artículo 40.2 de la Constitución Española, como uno de los principios rectores de la política social y económica, la necesidad de trasponer al ordenamiento jurídico español la normativa europea para la promoción de la mejora de la seguridad y salud de los trabajadores en el trabajo, junto con necesidades de orden interno, han motivado el desarrollo legislativo en la materia, encabezado por la Ley 31/1995 de prevención de riesgos laborales, como marco y seguido de un desarrollo reglamentario.

En la normativa de prevención, el empresario se constituye como garante de seguridad, frente al derecho de los trabajadores a una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo. Cuando para realizar esta labor, el empresario opta por elegir, como modalidad de organización técnica, a un Servicio de Prevención Ajeno, este se constituye en un colaborador necesario y fundamental para la adecuada gestión de la prevención en la empresa.

A partir de la concertación del Servicio de Prevención, la actuación de este, viene regulada por el contenido del contrato, pero también, por la aplicación de la normativa vigente en materia de prevención, que le encomienda determinadas funciones y responsabilidades, para las que se encuentra habilitado por Autorización Administrativa. Esto los convierte en agente fundamental para la prevención de los riesgos laborales.

Esta función social de los Servicios de Prevención Ajenos, que desborda el mero cumplimiento de un contrato entre partes, exige establecer unas normas deontológicas para el ejercicio de las actividades que constituyen su objeto social.

Como toda norma, la deontológica se inserta en el universo del Derecho, regido por el principio de jerarquía normativa y exige además, claridad, adecuación y precisión, de suerte que cualquier modificación de hecho o de derecho en la situación regulada, obliga a adaptar la norma a la nueva realidad legal o social.

La norma marco de prevención, la Ley 31/1995, ha sido reformada por la Ley 54/2003, al ponerse de manifiesto, entre otras cuestiones, una deficiente incorporación del nuevo modelo de prevención y una falta de integración de la prevención en la empresa, que se evidencia en muchas ocasiones en el cumplimiento más formal que eficiente de la normativa. Uno de los principales objetivos de esta reforma es reforzar la integración de la prevención, como la primera obligación de la empresa y como la primera actividad de asesoramiento y apoyo que debe facilitarle un Servicio de Prevención. Y ello, a través del diseño e implantación de un Plan de Prevención de Riesgos Laborales, integrado en el sistema de gestión de la empresa. La prioridad en la integración de la prevención en la empresa ha sido desarrollada por el RD 604/2006, por el que se modifica el RD 39/97 del Reglamento de los Servicios de Prevención.

Para ello, el Servicio de Prevención, como organización multidisciplinar de expertos en prevención, conocedores de las técnicas y de las estrategias preventivas, se erige en elemento imprescindible para la realización de los objetivos normativos y sociales en esta materia, garantizando la asistencia, información o asesoramiento del empresario y colaborando activamente en la mejora de las condiciones de trabajo. Por ello hoy el Servicio de Prevención precisa de unas normas de comportamiento que permitan satisfacer los derechos del cliente, pero respetando también la defensa y consolidación de los valores superiores que representan la seguridad y salud de los trabajadores en sus condiciones de trabajo.

ASPA ANDALUCIA acomete la redacción del presente Código Deontológico consciente de que el interés general exige definir normas uniformes aplicables a cualquier Servicio de Prevención Ajeno, pero que los asociados lo asumen como normas específicas que regirán sus actuaciones para el futuro.

En los preceptos que contiene se regulan actuaciones que deben ser básicas y mínimas de una Servicio de Prevención, como lo son la claridad y concreción de las funciones que asume, la asunción de las actividades necesarias para el funcionamiento adecuado del servicio, la efectividad y eficacia de sus actuaciones para la integración de la prevención en la empresa y la colaboración leal con el empresario, los trabajadores, sus representantes legales y administraciones públicas implicadas.

Se contemplan como principios fundamentales en el ejercicio de la actividad del Servicio de Prevención la independencia, la capacidad, la integridad, el servicio y la confidencialidad.

Estos principios fundamentales de la actuación del Servicio de Prevención son desarrollados en las empresas por el personal técnico y sanitario existente en su organización, por lo que es fundamental que la dirección del Servicio de Prevención se asegure de la asunción por parte de éstos de dichos principios.

Correspondiendo a la prohibición legal contenida en el Reglamento de los Servicios de Prevención, se regulan las bases de las incompatibilidades. El Servicio de Prevención no puede poner en riesgo su libertad e independencia y por ello evitará ejercer actividades que de modo directo o indirecto puedan crearle cualquier tipo de presión que pueda poner en riesgo su independencia, que no solo podría perjudicar intereses particulares de los clientes sino que, además, afectaría gravemente a las funciones sociales encomendadas, como son la lucha por reducir la siniestralidad y la mejora de las condiciones de trabajo, mediante la promoción y mantenimiento del más alto grado de bienestar físico, mental y social de los trabajadores.

La capacidad suficiente para actuar es obligación legal y compromiso expreso. El Servicio de Prevención, no solo desarrolla una actividad mercantil legal y digna, sino que debe tener siempre presente la alta función que la sociedad le confía, que supone nada menos que la colaboración en el desarrollo de los principios de la acción preventiva y la paralela garantía del derecho a la seguridad y salud de los trabajadores. Por ello sólo puede encargarse de un asunto cuando esté capacitado para acometerlo de una forma real y efectiva, y ello le obliga a adecuar e incrementar constantemente sus recursos humanos y materiales, y a solicitar el auxilio de entidades especializadas, cuando lo precise y sea legalmente posible.

El Servicio, conforme a la Autorización legalmente concedida, colabora y asiste a su cliente en el diseño, implantación y seguimiento del Plan de Prevención, valora los riesgos de su actividad, informa a su cliente del valor de los riesgos y de las medidas idóneas para evitarlos o prevenir sus consecuencias, lo que da pie a este para que actúe en consecuencia y cumpla con las obligaciones que le prescribe la normativa vigente.

Del mismo modo, con el diseño del Plan y la formación adecuada, promueve la integración de la prevención en la propia estructura de la empresa e informa al empresario de su situación respecto al cumplimiento efectivo de sus obligaciones, de los distintos valores que se ponen en juego en cualquiera de sus acciones u omisiones en materia de prevención.

La integridad, honradez, rectitud, lealtad, diligencia y veracidad son virtudes que deben adornar cualquier actuación del Servicio con su cliente. Ellas son la causa de las necesarias relaciones de confianza Servicio-Cliente y la base de la dignidad de la profesión. El Servicio debe actuar siempre honesta y diligentemente, con competencia, con lealtad al cliente, de conformidad con los compromisos adquiridos en el contrato y con las funciones que le encomienda la
normativa reguladora del Servicio.

El secreto y la confidencialidad, en materia de la Vigilancia de la Salud de los trabajadores, son deberes que impone la Ley al Servicio de Prevención, con las únicas excepciones que esta misma normativa recoge. Se establecen normas deontológicas reguladoras de las obligaciones y relaciones del Servicio de Prevención con la Asociación, con los Autoridades y Administraciones Públicas, con los otros Asociados o con los clientes.

Las presentes normas deontológicas no imponen limitaciones a la libre y leal competencia sino que se erigen en deberes fundamentales de los Servicios de Prevención en el ejercicio de su función social, que exige desempeñarla con competencia, de buena fe, con independencia, lealtad al cliente, respeto a las funciones legalmente asignadas y guardando el sigilo propio de las funciones que desempeña.  SUBIR


Artículo 1.- Obligaciones éticas y deontológicas

El Servicio de Prevención asociado a ASPA ANDALUCIA, está obligado a respetar en el ejercicio de su actividad empresarial, los principios éticos y deontológicos, establecidos en el presente Código Deontológico, aprobado por la Junta Directiva.

El objetivo principal de la actividad de los servicios de prevención es asesorar a la empresa (dirección y trabajadores) para que pueda garantizarse y promoverse la seguridad y salud de los trabajadores en el ambiente de trabajo.  SUBIR

Artículo 2.- Independencia:

  1. La independencia del Servicio de Prevención es una exigencia legal y del efectivo derecho de garantía de seguridad y salud de los trabajadores, por lo que para aquel constituye un derecho y un deber.
     
  2. Para poder asistir y colaborar de manera eficaz, con el empresario cliente, en su obligación de garantizar el derecho a la seguridad y salud de los trabajadores, cubriendo adecuadamente los legítimos intereses de este, el Servicio de Prevención tiene el derecho y el deber de preservar su independencia frente a toda clase de injerencias y frente a los intereses propios o ajenos.
     
  3. El Servicio de Prevención deberá preservar su independencia frente a presiones, exigencias o complacencias que la limiten, sea respecto de terceros, su cliente mismo o incluso sus propios empleados o colaboradores.
  4. La independencia del Servicio le permite rechazar las instrucciones que, en contra de criterios profesionales, pretenda imponerle su cliente, otros profesionales con los que colabore o cualquier otra persona, o entidad, cesando su actividad en los casos en que no pueda actuar con total independencia.

Con el fin de fomentar la independencia de las actuaciones preventivas y, además, por imperativo legal, es coherente que los servicios de prevención ajenos tengan como única finalidad mercantil las actividades preventivas para las que estuviera acreditado. De esta manera, se evitará el uso de la prevención de riesgos laborales como elemento para obtener la consecución de otros fines comerciales, como pueden ser ofertas en las que se ofrezcan varios servicios conjuntamente o las propias de grupos empresariales con actividades diversas.  SUBIR

Artículo 3.- Capacidad

1. El Servicio de Prevención actuará, en todo caso, conforme a las Acreditación concedida por la Administración laboral, como por ejemplo, en base al número de técnicos de las distintas especialidades en plantilla y el instrumental e instalaciones, en relación con el volumen de las empresas concertadas y actividades de estas, como por el de ámbito geográfico.

 

2. El Servicio de Prevención mantendrá las condiciones de acreditación o, de lo contrario, notificará las modificaciones a la Administración laboral, para que las condiciones se adapten a las nuevas circunstancias.

3. Además del respeto a las condiciones de acreditación, como mínimos, el Servicio de Prevención, debe asegurarse de que la capacitación y número de los medios humanos, instrumentales e instalaciones de que dispone, son los adecuados y suficientes para cumplir con los trabajos que realmente tiene concertados. Esto supone que deben ser tenidas en cuenta las actividades, volumen, dispersión de centros y otras características de las empresas concertadas y los recursos humanos y materiales idóneos de que dispone el Servicio de Prevención. Caso de que estos últimos sean insuficientes, el Servicio de Prevención, rechazará los trabajos que extralimiten su capacidad o contará con la colaboración de otro u otros Servicios de Prevención con capacidad para ello.

4. La actuación de un servicio de prevención se debe caracterizar por una visión pluridisciplinar de la prevención de riesgos laborales. Es uno de los principios de nuestra legislación preventiva, los trabajos realizados deben disponer, según el caso, de los contenidos correspondientes a la Seguridad del Trabajo, Higiene Industrial, Ergonomía-Psicosociología Aplicada y Medicina el Trabajo así como las relaciones entre las distintas disciplinas.

5. En cualquier caso, el Servicio de Prevención está obligado a ejercer su actividad conforme al principio de buena fe y de forma responsable y actuará en todo caso para promover y garantizar la seguridad y salud de los trabajadores.  SUBIR

Artículo 4.- Integridad

1. La relación entre el empresario cliente y su Servicio de Prevención se fundamenta en la confianza y exige de éste, a través de los técnicos designados, una conducta profesional íntegra y diligente.

2. El Servicio de Prevención, está obligado a no defraudar la confianza de su cliente, lo que le obliga a mantenerlo informado, continuamente, de la marcha de los trabajos, de la consecución de los objetivos previstos, de las desviaciones que sufra la planificación de la actividad preventiva, en suma, se compromete a formarle una conciencia clara de su situación frente a la integración de la prevención en su empresa y al cumplimiento efectivo y eficaz de sus obligaciones en materia de prevención de riesgos laborales.

3. En los casos en que se ponga de manifiesto que, entre las actividades preventivas concertadas y las asumidas por el cliente o terceros, no se cubran totalmente las necesidades y existan carencias en la adecuada gestión de la prevención, el Servicio de Prevención tendrá el derecho y la obligación de poner en conocimiento del cliente tal circunstancia y de ofrecerse a completar el servicio o rechazarlo.

4. Los criterios de cantidad de las funciones asumidas por el Servicio de Prevención y la calidad o eficacia de las actuaciones técnicas deben primar sobre los de captación comercial. La contraprestación económica negociada con el empresario no debe conculcar la efectividad y eficacia del trabajo técnico contratado, ni debe ser base para realizar menos funciones preventivas, salvo que se especifique tal circunstancia, de manera inequívoca, en las condiciones del concierto preventivo.  SUBIR

Artículo 5.- Confidencialidad

1. El Servicio de Prevención debe tratar los datos obtenidos, de las empresas clientes y de los trabajadores, con total confidencialidad, salvo las informaciones y comunicaciones a la Administración y Autoridad laboral, en los casos y con las condiciones en los que está legalmente previsto.

2. La información médica de carácter personal, obtenida en la vigilancia de la salud de los trabajadores, se limitará al personal médico y a la Autoridad sanitaria, sin que pueda facilitarse al empresario cliente, ni a otras personas sin el consentimiento expreso del trabajador.

3. En todo caso, el Servicio de Prevención deberá hacer respetar el deber de confidencialidad a su personal y a cualquier otra persona que colabore con él en su actividad.

4. Estos deberes de confidencialidad permanecen incluso después de haber cesado en la prestación de los servicios al cliente, sin que estén limitados en el tiempo.  SUBIR

Artículo 6.- De la actividad de publicidad comercial

1. El Servicio de Prevención podrá realizar publicidad o actividad comercial, que sea digna, leal y veraz, de sus servicios, con absoluto respeto a las condiciones de acreditación, a la legislación existente sobre dichas materias y competencia desleal, ajustándose en cualquier caso a las normas deontológicas recogidas en el presente Código.

2. En particular, se entiende que vulnera el presente Código Deontológico, aquella publicidad que suponga:

     a) Utilizar o revelar directa o indirectamente hechos, datos o situaciones amparados por el deber de confidencialidad.

     b) Afectar a la independencia e integridad del Servicio de Prevención.

     c) Prometer la obtención de resultados que no dependan exclusivamente de la actividad del Servicio de Prevención que se publicita o que supere los límites de las condiciones de acreditación o de capacidad real.

     d) Establecer comparaciones con otros Servicios de Prevención o con sus actuaciones concretas faltando a la verdad.

     e) Utilizar los emblemas, símbolos o arrogarse representatividad de la Asociación, colegiales y aquellos otros que por su similitud pudieran generar confusión.

     f) Ofrecer y publicitar determinados servicios que, bajo apariencia de legalidad, creen en el empresario la falsa creencia de estar contratando un Servicio de Prevención con más funciones que las que, realmente, se pueda o se esté dispuesto a ejecutar al precio estipulado.

     g) Publicitar el Servicio de Prevención a sabiendas de que los precios ofertados no cubrirán los costes reales de las actividades comprometidas.

     h) Utilizar medios o contenidos contrarios a la dignidad de las personas o de la actividad preventiva.  SUBIR

Artículo 7.- Competencia desleal

1. El Servicio de Prevención no puede proceder a la captación desleal de clientes.
2. Son actos de competencia desleal, en especial los siguientes:
     a) Todos aquellos que contravengan las normas tanto estatales, como autonómicas que tutelen la leal competencia.
     b) La utilización de procedimientos publicitarios comerciales directos e indirectos contrarios a las disposiciones de la Ley General de Publicidad, y a las normas específicas sobre publicidad comercial contenidas en el presente Código Deontológico.
     c) Toda práctica de captación directa o indirecta de clientes que atenten a la dignidad de las personas o a la función social de los Servicios de Prevención.
     d) La percepción o el pago de contraprestaciones infringiendo las normas legales sobre competencia y las establecidas en este Código Deontológico.  SUBIR

Artículo 8.- Relación con la Asociación

El Servicio de Prevención asociado está obligado a:

1. Cumplir lo establecido en los Estatutos de la Asociación y los acuerdos y decisiones de los órganos de gobierno en el ámbito correspondiente.

2. Respetar a los órganos de Gobierno y a los miembros que los componen, debiendo atender con la máxima diligencia las comunicaciones y citaciones emanadas de tales órganos o de sus miembros, en el ejercicio de sus funciones.

3. Contribuir al mantenimiento de las cargas de la Asociación y demás imputaciones económicas de la misma en la forma y tiempo que se hayan establecido.

4. Poner en conocimiento de la Asociación todo acto de intrusismo, así como los supuestos de ejercicio ilegal, tanto por la falta de Acreditación, como por extralimitación de las condiciones de ésta en los supuestos de que tenga noticia el Servicio de Prevención.

5. Poner en conocimiento de la Asociación los agravios de que tanto el Servicio, como cualquiera de sus empleados u otros Servicios de Prevención asociados hubieran sido objeto con ocasión o como consecuencia del ejercicio de la actividad preventiva.  SUBIR

Artículo 9.- Relación con las Administraciones y Autoridades Públicas

Son obligaciones de los Servicios de Prevención y de sus empleados, para con las Autoridades y Administraciones Públicas:

     a) Actuar de buena fe, lealtad y veracidad, en sus declaraciones o manifestaciones y con el respeto debido en todas sus intervenciones.

     b) Colaborar en el cumplimiento de los fines de la Administración laboral y sanitaria en materia de prevención y, en general, actuar en beneficio de la comunidad o interés social.

     c) Guardar respeto a todos cuantos intervienen en la administración laboral y sanitaria, en lo referente a la prevención de riesgos laborales, exigiendo a la vez el mismo y reciproco comportamiento de estos respecto de los Servicios de Prevención y sus empleados.

     d) Exhortar a sus clientes a la observancia de conducta respetuosa respecto de las personas que actúan en los órganos de las administraciones laboral y sanitaria.

     e) Cumplir y promover el cumplimiento del principio de legalidad, contribuyendo a la diligente tramitación de las actuaciones de conformidad con la ley.  SUBIR

Artículo 10.- Relaciones entre Servicios de Prevención asociados

1. Los Servicios de Prevención asociados deben mantener recíproca lealtad, respeto mutuo y relaciones de compañerismo.

2. Entre los Servicios de Prevención asociados deben prestarse desinteresadamente orientación, guía y consejo de modo amplio y eficaz, de manera recíproca.

3. El Servicio de Prevención que tenga intención de iniciar una acción o denuncia contra otro Servicio asociado, por actuaciones profesionales del mismo que infrinjan el presente Código Deontológico, deberá comunicarlo previamente a la Junta Directiva de ASPA ANDALUCIA, por si considera oportuno realizar una labor de mediación.

4. En los casos en que un Servicio Asociado concierte con un cliente, que anteriormente lo hubiera sido de otro Servicio de Prevención asociado, mantendrá siempre el más absoluto respeto al otro Servicio, evitando toda alusión a las actuaciones del mismo, salvo que estas supongan clara infracción del presente Código, en cuyo caso actuará conforme al punto anterior.  SUBIR

Artículo 11.- Relaciones con los clientes

1. La relación del Servicio de Prevención con el cliente debe fundarse en la recíproca confianza. Dicha relación quedará claramente plasmada en el contrato de servicio que suscribirán ambas partes.

2. El documento en el que se recoge el concierto del servicio de prevención, deberá contener, como mínimo, los siguientes aspectos:

     a) Identificación del Servicio de Prevención, donde constarán los datos de la entidad especializada y de su representante, su capacitación para actuar en el caso concreto, tanto en lo referente a los recursos humanos y materiales, como en lo referente al ámbito geográfico de actuación. Se acompañará fotocopia del documento de acreditación.

     b) Identificación de la empresa destinataria de la actividad, de la que constarán los datos identificativos y de su representante, actividad principal y otras actividades secundarias, en su caso, los centros de trabajo existentes y número de trabajadores por centro.

     c) Aspectos o especialidades de la actividad preventiva a desarrollar en la empresa. En este campo se hará constar, de manera clara, las actuaciones concretas que acometerá el Servicio de Prevención, que serán, con carácter general, las funciones que se relacionan en el artículo 31 de la Ley 31/1995 y en el Capítulo VI del Reglamento de los Servicios de Prevención, este último, en atención al nivel o niveles contratados.

3. Por la reforma introducida por Ley 54/2003, incluirá el diseño y la asistencia o ayuda para la implantación y aplicación del plan de prevención de riesgos laborales que permita la integración de la prevención en la empresa.

4. En el supuesto de que no se contemplen todas estas actuaciones, o no se vayan a realizar en los casos necesarios, con presencia de técnicos en la empresa cliente, no deberá denominarse concierto de servicio de prevención y deberá constar de manera clara las actividades concretas que se conciertan y metodología de actuación.

5. El Servicio de Prevención debe prestar un servicio efectivo y eficaz en la empresa que persiga la preservación y promoción de la seguridad y salud de los trabajadores y del medio ambiente de trabajo, huyendo de toda actuación que se fundamente o tenga como resultado la aportación de documentación genérica y que se limite a un cumplimiento formal o aparente de las obligaciones empresariales en materia de prevención.

6. El Servicio de Prevención debe priorizar, mediante su asesoramiento y cooperación, la integración efectiva de la prevención de riesgos laborales en la política general de empresa, en su sistema general de gestión y en toda la estructura organizativa de esta. Para ello, el Plan de Prevención lo diseñará de manera que refleje fielmente la realidad de la empresa.

7. El Servicio de Prevención no aceptará ningún concierto si no se considera o no debiera considerarse competente para realizarlo, a menos que colabore con otro u otros servicios concertados por el cliente que complete las carencias.

8. El Servicio de Prevención tiene la obligación de poner en conocimiento del cliente, incluso por escrito, que funciones o actividades debe realizar este con sus medios designados y, cuando éste lo solicite, su informe u opinión sobre la marcha del servicio y cumplimiento de los objetivos previstos, así como de las carencias que detecte.

9. Se indicará de manera inequívoca el importe de los servicios o de las bases para su determinación, caso de que existan parámetros desconocidos en el momento de la contratación.

10. El Servicio de Prevención asesorará y colaborará con su cliente con diligencia y dedicación, asumiendo personalmente la responsabilidad del servicio contratado sin perjuicio de las colaboraciones que recabe.  SUBIR

Artículo 12.- Relaciones con los trabajadores de las empresas clientes

A pesar de que en el espíritu y por tanto, en el contenido de este Código Deontológico, se refleja la más amplia colaboración con los trabajadores de las empresas clientes, se hace necesario resaltar la necesidad de que el Servicio de Prevención mantenga estrechas relaciones de colaboración con los trabajadores de las empresas
clientes, bien directamente o a través de sus representantes legales, tendentes a la preservación y mejora de las condiciones de trabajo y medio ambiente del trabajo, siendo conscientes que una de las principales fuentes de información acerca de los riesgos laborales en el trabajo proviene de las personas que desempeñan el mismo. SUBIR

DISPOSICIONES FINALES

Primero. Este Código Deontológico entrará en vigor al día siguiente de su aprobación por la Junta Directiva de ASPA ANDALUCIA.

Segundo. El presente Código podrá ser derogado o modificado por ASPA ANDALUCIA, requiriéndose para ello el cumplimiento de los procedimientos establecidos en los Estatutos de la Asociación a estos efectos.  SUBIR